Bella con panza


Seguramente leíste el título y dijiste, ¡de aquí soy! Por fin me van a decir la mejor forma de comer lo que se me de la gana y verme espectacular… pero bueno lamento decepcionarte, ya que me refiero a la panza de embarazo y post-embarazo.
Y es que justo ayer fui a ver al bebé de un amigo de mi novio, luego recibí fotos de la beba de una amiga de Nueva York y estoy rodeada de embarazadas … así que no fue tan difícil que me llegara la inspiración.

Primero vayamos a algo clave, el hecho de estar embarazada no es razón ni para dejarse engordar sin límite, ni para vestirse mal. Las razones para no engordar son simples ya que es recomendable cuidar tu peso por tu salud (en teoría deberías engordar un kilo por mes) y para no quedar con muchos kilos post-parto que te cuesten trabajo bajar y te depriman.

Ahora la vestimenta es algo que te sugiero que cuides para que disfrutes todas las etapas del embarazo sin sufrimiento y sin la sensación de querer “ocultar” tus curvas cuando este es el momento ideal para lucirlas.

Hay algunas cosas que te recomiendo evitar:

1. No utilices tu ropa pre-embarazo si ya no te queda. Si ya sé, suena como algo obvio, pero créanme que hay muchas mujeres que pensando que sus camisetas son de algodón y “dan de si” se meten en una camiseta (remera) de cuando no estaban embarazadas y quedan cual embutido cero sexy. Mi recomendación es que utilices tu ropa hasta el momento en que te quede cómoda y luego compra ropa especial para tu nueva situación.

Muchas mujeres no quieren gastar en ropa de embarazo porque consideran que es una situación temporal y ¿para que invertir?. Lo que olvidan es que tu cuerpo cambiará drásticamente aunque sea de forma temporal y que de todas formas tu vida sigue ya que por estar embarazada no dejas de tener compromisos en los que necesitas tener una buena imagen. Existen tiendas de embarazada que no son tan caras que te pueden sacar de apuros y a la vez proporcionarte un embarazo cómodo y totalmente fashion. Trata de comprarte prendas básicas y combinables para que tu inversión sea poca y tengas variedad.

2. Evita los cortes cuadrados. Tu cuerpo durante el embarazo cambia, es imposible ocultar tu adorable barriga, por lo tanto mejor lúcela lo más que puedas. El corte que más te favorecerá es el corte imperio (el que corta justo debajo del pecho) ya que así marcaras tu nueva silueta sin verte cuadrada o más redonda de lo que estás. Aquí te pongo dos ejemplos de Angelina Joline que si bien es alguien de estructura muy delgada, como verás con un corte cuadrado se ve mucho más grande de lo que realmente estaba.

3. No descuides tu apariencia general. Hay ocasiones en que durante el embarazo te sientes mal, y no tienes muchas ganas de hacer tu rutina de belleza, pero en general, aunque con excepciones, el malestar no te dura los nueve meses así que no descuides tu ritual de belleza poniendo como excusa tu embarazo, recuerda no estás enferma, solo estás embarazada. Cuando hablo del ritual de belleza me refiero a cubrirte las canas, hacerte los rayitos (luces o reflejos), a ponerte cremas, maquillarte y depilarte. Recuerda ¡bella en cualquier situación!

Aquí algunos looks que te pueden servir para inspiración si es que estas embarazada o estas pensando en estarlo. Esta diseñadora, Isabella Oliver,  logra a través de los pliegues en plena panza unos diseños bastante originales.

Y bueno para terminar un último consejo. Si sucedió que subiste mucho peso, y ya tuviste a tu bebé, no te dejes estar, en cuanto tengas energía, porque entiendo que los primeros meses estas agotada, regresa a tu rutina de ejercicio y alimentación, si lo necesitas has dieta y recupera tu cuerpo porque mientras más tiempo dejes pasar, más difícil será volver a entrar en tu ropa.

Disfruta a tu bebé, tu embarazo y de las opciones de moda que existen para esa época, recuerda ¡nunca hay que perder el estilo!.

¡Hasta la próxima!

Fabiola


Partly powered by CleverPlugins.com