El sol y tu piel


Por fin regresé a Buenos Aires y me encontré con una Primavera- Verano ¡¡¡ total!!! Y es que si bien todavía no es verano, ya estamos con temperaturas de 27 grados por lo que volvieron las albercas (piletas), el traje de baño y los vestidos ligeros pero sobre todo, volvió la época de usar mucho pero mucho protector solar.

Les cuento que hace unas semanas fui con mi mama al dermatólogo y le detectaron algo que no fue grave pero no era algo bueno, gracias a Dios, se lo quitaron y no paso a mayores, peeeero a mi me dejo bastante preocupada ya que no estoy hablando de un lunar o algo visible, era algo que les juro que ni se notaba. Yo ahí le pregunté al doctor y me dijo que eso era por el sol que mi mamá había tomado durante su juventud … ¡¡¡chan chan!!! Estamos fritos, ¿o no? No solo ella, sino ¡¡¡ todos!!! O al menos la mayoría de los de mi generación. Y es que yo los fines de semana me asoleaba cual si estuviera en un comal (plancha donde se hacen las tortillas en México) y me ponía cuanta cosa encontraba o me sugerían estilo: jugo de zanahoria, aceite de bebe, coca cola, cerveza , etc, etc. Así que creo que voy a tener que ir a visitar al dermatólogo más seguido sobre todo después de lo que le encontraron a mi santa madre …

Como se imaginarán esto que paso, me inspiro para sugerirles algunas cosas para que ahora que salgan al sol se cuiden y sepan que hacer para no quedar cual camarón, ya sea que vivas en el cono sur y estés como yo en cuasi verano, o si estas en el norte pero te planeas ir a pasar el año nuevo a la playa. Cualquiera que sea tu situación considera lo siguiente:

 

 

1. Evita asolearte en los horarios donde el sol es más directo y por lo tanto más fuerte (de 11 am a 2pm). Ahora, que si vives en el sur, debes cuidarte como hasta las 4pm porque el sol de acá esta MUY fuerte casi todo el día.

 

2. Siempre usa protector solar antes de exponerte al sol, la mejor forma de aplicarlo para que te quede parejito y que tu piel lo absorba es justo después de bañarte, luego de todas formas si te metes al mar o a la alberca (pileta) enjuágate la sal o el cloro y vuelve a ponerte ya que aunque tu bronceador sea a prueba de agua muy probablemente se te cayó mucho de lo que tenías puesto.


3. Si eres muy sensible usa protector mínimo 20 para el cuerpo y 50 para la cara, tener la cara manchada de sol es bastante feo, esas manchas a veces se van pero en la mayoría de los casos son adquisiciones que nos duran por mucho tiempo. También es muy bueno usar un sombrerito, no es de viejita, es de protección.

4. Para un bronceado (con protector) perfecto, trata de medir el tiempo en el que estas de cada lado y no olvides los laterales ya que si no alzarás el brazo y lo verde reaparecerá. Evita los tirantes del corpiño ya que traer la marca del traje de baño en la espalda o en el pecho es todo menos sexy.

 

5. Si tienes hijos, no olvides ponerles mucho más protector varias veces en el día y si esta muy fuerte el sol, la playera (remera) siempre ayuda.

 

6. Si tienes los labios sensibles, procura ponerte bloqueador de lo más alto que puedas (hay bloqueador especial para labios) y trata de que lo tengas puesto todo el tiempo que estés al sol, a mi me pasa que si me asoleo sin esto me salen fuegos como si me hubiera dado fiebre.

7. Si se te reseca mucho el cabello también existen protectores para que lo uses durante el tiempo que estas expuesta al sol, también te protege del cloro y la sal.

 

8. Todos los consejos anteriores, a excepción del corpiño del bikini, aplican para ambos sexos, nada de que “los hombres no se ponen cremas”, todos tenemos la misma tendencia a achicharrarnos así que todos tenemos que protegernos del sol.

 

Con todos estos consejos, estas más que listo para ir a disfrutar del sol que apenas empieza, así que has del bronceador tu mejor amigo y ¡a disfrutar!.

 

¡Hasta la próxima!

 

Fabiola

This post is also available in: Inglés


No Comments, Comment or Ping

Reply to “El sol y tu piel”

Partly powered by CleverPlugins.com