El sol y tu piel


Por fin regresé a Buenos Aires y me encontré con una Primavera- Verano ¡¡¡ total!!! Y es que si bien todavía no es verano, ya estamos con temperaturas de 27 grados por lo que volvieron las albercas (piletas), el traje de baño y los vestidos ligeros pero sobre todo, volvió la época de usar mucho pero mucho protector solar.

Les cuento que hace unas semanas fui con mi mama al dermatólogo y le detectaron algo que no fue grave pero no era algo bueno, gracias a Dios, se lo quitaron y no paso a mayores, peeeero a mi me dejo bastante preocupada ya que no estoy hablando de un lunar o algo visible, era algo que les juro que ni se notaba. Yo ahí le pregunté al doctor y me dijo que eso era por el sol que mi mamá había tomado durante su juventud … ¡¡¡chan chan!!! Estamos fritos, ¿o no? No solo ella, sino ¡¡¡ todos!!! O al menos la mayoría de los de mi generación. Y es que yo los fines de semana me asoleaba cual si estuviera en un comal (plancha donde se hacen las tortillas en México) y me ponía cuanta cosa encontraba o me sugerían estilo: jugo de zanahoria, aceite de bebe, coca cola, cerveza , etc, etc. Así que creo que voy a tener que ir a visitar al dermatólogo más seguido sobre todo después de lo que le encontraron a mi santa madre …

Como se imaginarán esto que paso, me inspiro para sugerirles algunas cosas para que ahora que salgan al sol se cuiden y sepan que hacer para no quedar cual camarón, ya sea que vivas en el cono sur y estés como yo en cuasi verano, o si estas en el norte pero te planeas ir a pasar el año nuevo a la playa. Cualquiera que sea tu situación considera lo siguiente:

 

 

1. Evita asolearte en los horarios donde el sol es más directo y por lo tanto más fuerte (de 11 am a 2pm). Ahora, que si vives en el sur, debes cuidarte como hasta las 4pm porque el sol de acá esta MUY fuerte casi todo el día.

 

2. Siempre usa protector solar antes de exponerte al sol, la mejor forma de aplicarlo para que te quede parejito y que tu piel lo absorba es justo después de bañarte, luego de todas formas si te metes al mar o a la alberca (pileta) enjuágate la sal o el cloro y vuelve a ponerte ya que aunque tu bronceador sea a prueba de agua muy probablemente se te cayó mucho de lo que tenías puesto.


3. Si eres muy sensible usa protector mínimo 20 para el cuerpo y 50 para la cara, tener la cara manchada de sol es bastante feo, esas manchas a veces se van pero en la mayoría de los casos son adquisiciones que nos duran por mucho tiempo. También es muy bueno usar un sombrerito, no es de viejita, es de protección.

4. Para un bronceado (con protector) perfecto, trata de medir el tiempo en el que estas de cada lado y no olvides los laterales ya que si no alzarás el brazo y lo verde reaparecerá. Evita los tirantes del corpiño ya que traer la marca del traje de baño en la espalda o en el pecho es todo menos sexy.

 

5. Si tienes hijos, no olvides ponerles mucho más protector varias veces en el día y si esta muy fuerte el sol, la playera (remera) siempre ayuda.

 

6. Si tienes los labios sensibles, procura ponerte bloqueador de lo más alto que puedas (hay bloqueador especial para labios) y trata de que lo tengas puesto todo el tiempo que estés al sol, a mi me pasa que si me asoleo sin esto me salen fuegos como si me hubiera dado fiebre.

7. Si se te reseca mucho el cabello también existen protectores para que lo uses durante el tiempo que estas expuesta al sol, también te protege del cloro y la sal.

 

8. Todos los consejos anteriores, a excepción del corpiño del bikini, aplican para ambos sexos, nada de que “los hombres no se ponen cremas”, todos tenemos la misma tendencia a achicharrarnos así que todos tenemos que protegernos del sol.

 

Con todos estos consejos, estas más que listo para ir a disfrutar del sol que apenas empieza, así que has del bronceador tu mejor amigo y ¡a disfrutar!.

 

¡Hasta la próxima!

 

Fabiola


Tips para adelgazar sin hacer dieta


Por fin llegó el buen clima a Buenos Aires, ayer fue un día muy soleado y sin frío, y hoy hay sol y calor, o sea, que es tiempo de guardar los suéteres y bufandas.

El día de hoy voy a darles algunos consejos para verse más delgada, y es que después del invierno donde todo tenía que ver con cosas calientitas y dulces, pues seguramente estas sufriendo de algunos kilitos de más que quieres ocultar. Si ya se … también esta la opción de ponerse a dieta, pero eso te lo dejo a ti, yo estoy 100% a favor de una vida sana y de que hagas ejercicio, pero eso te lo dejo a ti! Por lo pronto hablemos de cómo lograr el efecto de vernos más delgadas.

1. Usa ropa de tu talla – olvídate del mito de que con ropa más grande te vas a ver más flaca … la ropa que no es de tu talla solo le mete volumen a tu cuerpo y agranda el volumen. Tampoco te vayas al otro extremo de usar cosas muy entalladas porque el resultado será que te verás más llenita de lo que ya estas. La clave es ropa de tu talla, cualquiera que sea, no te agobies por eso es solo un número, el objetivo es que sea el correcto para ti.

 

2. Evita los pantalones de tubo, eso también entra en el rubro “entallado”. Si tu problema es en la cadera, utiliza pantalones rectos para que se cree un balance visual entre tu cadera y el resto de tus piernas, y de echo, con kilitos de más o de menos, si tu la forma de tu cuerpo es de cadera ancha, olvídate para siempre de los pantalones de tubo o chupines no te favorecen. En general, para todos los tipos de cuerpo el corte que nunca falla es el de pierna recta.

 

3. El uso de rayas horizontales puede hacerte un poco más gorda, aunque en realidad es relativo porque depende el ancho de la raya, pero para no errar, te aconsejo que las evites y uses más rayas verticales y delgadas ya que afinarán tu figura.

 

4. Utiliza la ropa interior de tu talla. Aunque no lo creas, una mala elección en este rubro puede darte varios kilos de más ya que se marcará debajo de tu ropa (marcando rollos que pueden no existir) o no “sostendrá” lo necesario.

 

5. Evita accesorios que caigan justo en el área que quieras ocultar. Si tu problema es el estómago, evita collares muy largos o cinturones anchos ya que la atención se centrará en esta zona.

 

6. Evita agregar accesorios al área de tu cuerpo que quieres disimular, ej: no uses blusas con bolsillos u holanes si quieres disimular el busto.

 

7. Si bien los colores obscuros te harán ver más delgada, no hay necesidad de usar siempre negro. Vístete de un solo tono y eso también dará un efecto más estilizado a tu figura.

 

8. Levanta tu cabello en una cola de caballo y eso afinará tu rostro automáticamente.

Lo más importante de todo es que con lo que te pongas te sientas segura y cómoda, ya que eso lo vas a reflejar y así nadie va a notar que tienes o no algunos kilos de más. Recuerda ¡todo está en la actitud!.

Disfruta de la primavera si te encuentras en el cono sur, y si estas en el norte, empieza a abrigarte para un otoño que llega con muchas novedades que te estaré contando en las siguientes publicaciones.

¡Hasta la próxima!

Fabiola


Bella con panza


Seguramente leíste el título y dijiste, ¡de aquí soy! Por fin me van a decir la mejor forma de comer lo que se me de la gana y verme espectacular… pero bueno lamento decepcionarte, ya que me refiero a la panza de embarazo y post-embarazo.
Y es que justo ayer fui a ver al bebé de un amigo de mi novio, luego recibí fotos de la beba de una amiga de Nueva York y estoy rodeada de embarazadas … así que no fue tan difícil que me llegara la inspiración.

Primero vayamos a algo clave, el hecho de estar embarazada no es razón ni para dejarse engordar sin límite, ni para vestirse mal. Las razones para no engordar son simples ya que es recomendable cuidar tu peso por tu salud (en teoría deberías engordar un kilo por mes) y para no quedar con muchos kilos post-parto que te cuesten trabajo bajar y te depriman.

Ahora la vestimenta es algo que te sugiero que cuides para que disfrutes todas las etapas del embarazo sin sufrimiento y sin la sensación de querer “ocultar” tus curvas cuando este es el momento ideal para lucirlas.

Hay algunas cosas que te recomiendo evitar:

1. No utilices tu ropa pre-embarazo si ya no te queda. Si ya sé, suena como algo obvio, pero créanme que hay muchas mujeres que pensando que sus camisetas son de algodón y “dan de si” se meten en una camiseta (remera) de cuando no estaban embarazadas y quedan cual embutido cero sexy. Mi recomendación es que utilices tu ropa hasta el momento en que te quede cómoda y luego compra ropa especial para tu nueva situación.

Muchas mujeres no quieren gastar en ropa de embarazo porque consideran que es una situación temporal y ¿para que invertir?. Lo que olvidan es que tu cuerpo cambiará drásticamente aunque sea de forma temporal y que de todas formas tu vida sigue ya que por estar embarazada no dejas de tener compromisos en los que necesitas tener una buena imagen. Existen tiendas de embarazada que no son tan caras que te pueden sacar de apuros y a la vez proporcionarte un embarazo cómodo y totalmente fashion. Trata de comprarte prendas básicas y combinables para que tu inversión sea poca y tengas variedad.

2. Evita los cortes cuadrados. Tu cuerpo durante el embarazo cambia, es imposible ocultar tu adorable barriga, por lo tanto mejor lúcela lo más que puedas. El corte que más te favorecerá es el corte imperio (el que corta justo debajo del pecho) ya que así marcaras tu nueva silueta sin verte cuadrada o más redonda de lo que estás. Aquí te pongo dos ejemplos de Angelina Joline que si bien es alguien de estructura muy delgada, como verás con un corte cuadrado se ve mucho más grande de lo que realmente estaba.

3. No descuides tu apariencia general. Hay ocasiones en que durante el embarazo te sientes mal, y no tienes muchas ganas de hacer tu rutina de belleza, pero en general, aunque con excepciones, el malestar no te dura los nueve meses así que no descuides tu ritual de belleza poniendo como excusa tu embarazo, recuerda no estás enferma, solo estás embarazada. Cuando hablo del ritual de belleza me refiero a cubrirte las canas, hacerte los rayitos (luces o reflejos), a ponerte cremas, maquillarte y depilarte. Recuerda ¡bella en cualquier situación!

Aquí algunos looks que te pueden servir para inspiración si es que estas embarazada o estas pensando en estarlo. Esta diseñadora, Isabella Oliver,  logra a través de los pliegues en plena panza unos diseños bastante originales.

Y bueno para terminar un último consejo. Si sucedió que subiste mucho peso, y ya tuviste a tu bebé, no te dejes estar, en cuanto tengas energía, porque entiendo que los primeros meses estas agotada, regresa a tu rutina de ejercicio y alimentación, si lo necesitas has dieta y recupera tu cuerpo porque mientras más tiempo dejes pasar, más difícil será volver a entrar en tu ropa.

Disfruta a tu bebé, tu embarazo y de las opciones de moda que existen para esa época, recuerda ¡nunca hay que perder el estilo!.

¡Hasta la próxima!

Fabiola


¡Mientrás más ancho mejor!


El día de hoy vamos a hablar de pantalones, para todas aquellas que se quejaban de los chupines, pantalones de tubo o como los quieras llamar, esta temporada nos vamos al otro extremo: los pantalones de campana (anchos de abajo).

Como si estuviéramos de vuelta en los 70´s, este año vuelven los pantalones acampanados en todos los colores, estilos y tipos de tela. No solo es para un estilo Hippie, sino que vas a encontrar desde unos jeans hasta el estilo más sofisticado en este tipo de pantalón, lo que lo hace muy divertido y original.

 

Ahora la pregunta que te estarás haciendo es … ¿este tipo de pantalón me queda a mi? Bueno te tengo buenas noticias … es mucho más fácil de que este tipo de pantalón le quede a la mayoría de nosotras que los más ajustados, la restricción en este tipo de prenda será para las que son bajitas, más que para las de cadera ancha, y es que si eres muy bajita ten cuidado con este tipo de pantalón ya que muy probablemente te haga ver aún mas bajita.

Estos son algunos tips de cómo utilizar los pantalones acampanados:

• Se pueden utilizar con tacones o zapato bajo, pero siempre estiliza mucho más un buen tacón ya que la mayoría de estos pantalones son tan largos como anchos, por su tamaño te cubren generalmente una parte del zapato.

• Dado que estas poniendo mucho volumen en la parte de debajo de tu cuerpo, lo ideal es utilizar un top más pegado al cuerpo y de preferencia a la cintura o máximo a la cadera, esto va a estilizarte más.

• Si utilizas un top más ancho marca la cadera o la cintura con un cinturón sino vas a parecer un poco ¡costal de papas!.

 

• Como verás existe la posibilidad de utilizar este tipo de pantalón para toda ocasión, desde un look casual con jeans hasta uno elegante o para la oficina, todo depende de cómo lo combines y los accesorios que utilices.

 

Así que no esperes más, seguro tienes un par de pantalones acampanados en tu closet que estaba esperando justo este momento para volver a ser utilizados. Dales una oportunidad nuevamente y combínalos de forma original para darles un ¡look actual!

Si tienes alguna duda o comentario por favor déjalo aquí o en mi página de facebook y yo me encargaré de contestarte.

¡Hasta la próxima!

Fabiola


Un saco para cada tipo de cuerpo


¡¡Hola de nuevo!! Tuve una pequeña ausencia por algunos problemas técnicos con el blog, igual algunos de ustedes lo notaron, y es que hay veces que me rebasa la tecnología! Pero bueno estoy de vuelta y llego la Primavera en el norte y aquí en el sur el Otoño!! No saben cuanto esperaba que dejara de hacer calor … si bien no hizo tanto calor como otros veranos, yo soy más de clima frío.

Y dado que ambos climas son un poco frescos, por decirlo de alguna manera, el día de hoy les voy a hablar de los sacos, americanas o blazer, como lo los llamen. Vamos a ver cual es que mejor queda con tu tipo de cuerpo y es que todo depende del corte, del largo y sobre todo del número de botones, increíble no?

En general existen tres tipos de cuerpo, para ponerlo de forma sencilla son: las más anchas de abajo, las más anchas de arriba y las que tienen un balance entre la parte superior y la inferior del cuerpo. En alguno cabes no? Seguramente si, y es que estas tres estructuras básicas no cambian así subas o bajes de peso, si tienes cadera más ancha que los hombros, aunque subas o bajes de peso siempre mantendrás esa estructura. Pero ¿sabes que es lo bueno? Para todos los tipos de cuerpo siempre hay un tipo de ropa que te favorece más que otros, así que en este caso hablemos de sacos.

Para el tipo de cuerpo más ancho de abajo (triángulo):

• Los sacos deben ser a la cadera (al huesito) o máximo a la mitad del trasero nunca más largo. Si crees que más largo te va a disimular la cadera … lamento informarte que hace exactamente el efecto contrario, a menos de que sea corte en “A”.
• Lo ideal son 3 botones y solapa corta y ancha. Evita usar de 1 botón.
• Todo lo que aumente volumen en la parte superior ayuda, usa bolsillos, adornos y hombreras.

 

Para el tipo de cuerpo más ancho de arriba (triángulo invertido):

• El saco no debe ser muy ajustado al cuerpo.
• Lo ideal son 2 botones, si es 1 solo botón debe ser justo debajo de la cintura. Solapa corta y angosta.
• El saco ancho y corto (o el suéter) no te favorece acorta tu figura. Evita cuellos Mao.
• Evita lazos a la cintura, solo abajo del busto.
• El objetivo es no aumentar el volumen de esta parte del cuerpo así que evita adornos y hombreras.

Para el tipo de cuerpo más ancho de arriba (reloj de arena):

• El saco debe marcar la silueta del cuerpo.
• Puedes usar de 1, 2 o 3 botones.
• La altura debe ser a la cadera (al huesito).
• El cinturón a la cintura es muy favorecedor.
• Evita cortes cuadrados y telas pesadas, ocultan tu silueta.

Así que adelante, aprovecha el cambio de clima para divertirte utilizando sacos que queden perfecto a tu tipo de cuerpo, ¡vas a notar la diferencia!

Como siempre si tienen alguna duda por favor déjenme saber, así como cualquier sugerencia.

¡¡Hasta la próxima!!

Fabiola


Partly powered by CleverPlugins.com